Cada propietario viene obligado a contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título constitutivo o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización (art. 9.1 e de la L.P.H.)
Es posible establecer un criterio de reparto distinto al de la cuota de participación, siempre que se haya establecido en los Estatutos o por acuerdo unánime de la Junta de Propietarios.
El obligado al pago de los gastos comunes es el propietario, que será el que responda frente a la Comunidad aunque el piso/local esté alquilado e independientemente de que en el contrato de arrendamiento se haya pactado que dichos gastos sean a cargo del inquilino.
Por último señalar que:
• La no utilización de un servicio no exime del pago del gasto correspondiente.
• Las deficiencias que pudieran darse en un servicio comunitario no supone un fundamento válido para dejar de pagar los gastos asociados al mismo.
• Ningún propietario puede pretender no contribuir al gasto originado por un servicio común argumentando que renuncia a dicho servicio.

One thought on “¿ESTOY OBLIGADO A PAGAR LOS GASTOS DE LA COMUNIDAD QUE ME CORRESPONDAN?

Comments are closed.