Es una revisión del estado en que se encuentran los edificios. En función de su antigüedad, los edificios deben ser objeto de una inspección técnica que asegure su buen estado y debida conservación, y que cumpla, como mínimo, unos requisitos concretos.
Es obligatoria para todos los edificios residenciales, de viviendas y debe solicitarla la comunidad, o un propietario único si son viviendas unifamiliares.
 
Se revisa en la ITE el estado en que se encuentra:
1. Estructura y cimentación.
2. Fachadas interiores, exteriores y medianeras.
3. Cubiertas y azoteas.
4. Redes generales de fontanería y saneamiento.
5. Elementos de accesibilidad
 
¿Que hay que hacer para pasar la ITE?
Los propietarios del inmueble deben CONTRATAR A UN TÉCNICO COMPETENTE (arquitecto o aparejador para edificios destinados a uso de vivienda) para que proceda a realizar la inspeccíón. Una vez realizada, el arquitecto emitirá el informe ITE según los modelos aprobados.
 
Esta documentación se deberá REGISTAR EN EL AYUNTAMIENTO, dando así por concluido el trámite y habiendo cumplido de esta forma la obligación de realizar la inspección.
 
A partir de aquí se abren dos escenarios distintos:
 
- Si la inspección ITE es FAVORABLE, habremos concluido los trámites, archivándose el expediente hasta dentro de 10 años, momento en el que cual deberemos volver a pasar la inspección técnica de edificios.
 
- Si la inspección ITE es DESFAVORABLE deberemos acometer obras en el inmueble para devolverlo a sus correctas condiciones de conservación.
 
Para ello, deberemos solicitar la necesaria Licencia de Obras. En algunos casos, necesitaremos de un Proyecto Técnico para solicitar la licencia (daños estructurales, edificios protegidos, etc.)
 
Cuando la obras hayan finalizado, se deberá realizar una nueva inspección en el edificio, y, si todo es correcto, se emitirá un CERTIFICADO DE IDONEIDAD o CONFORMIDAD, que se presentará en el Ayuntamiento, dando así por concluido el trámite.
 
IMPORTANTE:
 
Existe la posibilidad que vaya un técnico y por conveniencia entre él y el presidente de la comunidad y/o el administrador, no revisen todo para poder sacar unas obras que interesa a alguno de los que están en el escenario de la Comunidad de propietarios, o que dictaminan como desfavorable mas defectos en elementos de la edificación, también por intereses, para poder hacer mas volumen de obras.
Se puede reclamar al ayuntamiento correspondiente, la realización de una auditoria de la ITE realizada. Esta está llevada a cabo por empresas contratadas por el ayuntamiento o por técnicos municipales.